miércoles, febrero 24
Shadow

¿Qué comer si tenés COVID-19?

Tiempo de lectura: 4 minutos

La alimentación por sí sola no es una cura para el COVID-19, sin embargo, puede ser una aliada para aliviar síntomas asociados a la enfermedad. Los alimentos precocinados y la comida rápida deben descartarse. Te dejo un par de consejos para saber que comer si tenés COVID-19.

COVID-19 y alimentación en casa

Está comprobado que una buena nutrición tiene un efecto importante en la conservación de la integridad del sistema respiratorio y en su funcionamiento.

Si presentás COVID- 19 con síntomas leves y sin complicaciones y estás en tu casa con monitoreo médico, te dejo estas recomendaciones generales sobre tu alimentación que proporciona la Organización Mundial de la Salud (OMS):

 

eColón te ofrece cobertura por los días de internación ante contagio de Coronavirus.

 

 

 

 

1. Alimentación equilibrada e hidratación adecuada durante la cuarentena

Las personas que siguen una dieta equilibrada tienden a ser más sanos, presentan un sistema inmune, más fuerte y disminuye el riesgo de presentar enfermedades crónicas y enfermedades infecciosas.

  • Incluí a diario una variedad de alimentos frescos sin procesar para obtener vitaminas, minerales, fibra dietética, proteínas y antioxidantes que tu cuerpo necesita.
  • Hidratarse

Es importante mantener tu cuerpo hidratado. Beber de 8 a 10 vasos de agua al día. Recordá que el agua sola es la mejor opción, también puedes tomar bebidas como té, café o agua de limón sin azúcar añadida. Si tenés fiebre vas a necesitar tomar más agua, es importante mantenerse hidratado.

Evitá exceso de cafeína, bebidas con azúcar añadida, sodas y jugos de fruta concentrados o azucarados.

  • Come alimentos frescos sin procesar

Come a diario frutas y vegetales en especial de color amarillo o naranja y vegetales de hojas verdes, legumbres, nueces, y semillas, granos enteros como avena, maíz, arroz integral, tubérculos como papas, camote y yuca.

Elegir el consumo de frutos secos, semillas y aceite de oliva. Estos tienen efectos beneficiosos sobre los lípidos de la sangre, siempre y cuando su consumo sea natural, no fritos y sin sal ni azúcar. También fuentes de proteína animal como pescado, pollo, carne magra, huevos y lácteos bajos en grasa (yogur, queso y leche) ya que son una fuente importante de calcio.

2. Porciones de alimentos según tus recomendaciones de energía y nutrientes

Las porciones de alimentos dependen de tus requerimientos de energía y nutrimentos, sin embargo una guía general mínima a incluir diario proporcionada por la OMS es la siguiente:

Asegurá un mínimo diario de 2.5 tazas de vegetales, 2 tazas de fruta, 180 g de granos enteros y 160 g de alimentos con proteínas ya sea de origen vegetal o animal. La carne roja podés consumirla 1- 2 veces por semana, pollo 2- 3 veces por semana y pescado 2-3 veces por semana. 

Las porciones deben ir de acuerdo a los requerimientos de energía y nutrientes que van acorde al género, actividad física, estatura y complexión física.

  • Incluí refrigerios saludables

Evitá el azúcar o productos que lo contengan, así como grasas saturadas y exceso de sal para ayudar a disminuir riesgo de sobrepeso, obesidad, enfermedades coronarias, infarto cerebrovascular o embolia, diabetes y ciertos tipos de cáncer.

  • Grasa y aceite con moderación 

Elegí grasas insaturadas como las que se encuentran en aguacate, nueces, aceite de oliva, aceite de soya, aceite de canola, aceite de girasol y aceite de maíz.

Evitá grasas saturadas como las que se encuentran en la carne roja con grasa, mantequilla, aceite de coco, crema y quesos grasosos.

Intenta no consumir productos procesados con grasas trans, incluyendo comida rápida, “snacks”, comida frita, pizza, pasteles, galletas, margarinas y aderezos grasosos, entre otros.

Preferí consumir pescado y pollo por su bajo contenido en grasa en lugar de carnes rojas grasosas y embutidos y otras carnes procesadas con alto contenido en grasa y sal. Incluí versiones de lácteos bajos en grasa como yogur, leche y queso.

Comer de forma equilibrada y mantenerte hidratado si tenés  COVID-19 ayudará a tu recuperación.En algunos casos podrás requerir suplementos de vitamina C, vitamina D, zinc o ácido fólico durante la cuarentena. Pregunta a tu médico sobre las dosis adecuadas para vos.

Mantenete en contacto con tu proveedor de salud durante toda la cuarentena si tenés COVID-19 para que te acompañe en todo el proceso y de recomendaciones entre ellas que comer, en especial si tenés alguna enfermedad crónica previa como diabetes o padeces de hipertensión arterial.

contratá tu seguro de salud desde $659

Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *