jueves, junio 10
Shadow

Alimentos fermentados: ¿Qué son y cuáles son sus beneficios?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los alimentos fermentados han formado parte de la dieta del ser humano desde siempre. Son alimentos que favorecen la digestión y aportan microorganismos beneficiosos para el intestino. A continuación te explico qué son y sus beneficios.

¿Qué es un alimento fermentado?

Un alimento o bebida fermentada es un alimento transformado mediante el crecimiento controlado de microorganismos, como bacterias, levaduras e incluso ciertos mohos.

¿Son todos los alimentos fermentados iguales?

Los alimentos fermentados pueden dividirse en dos grupos:

  • Aquellos que contienen microbios vivos cuando se consumen: Como el yogur, kéfir, chucrut crudo y kimchi tradicional.
  •  Y aquellos que no contienen microbios vivos cuando se consumen: pan de masa madre, tempeh, cerveza y vino, chocolate. Las culturas vivas no pueden sobrevivir a ciertos procesos de cocción y calentamiento, por lo que, aunque son deliciosos, no son una fuente de microbios vivos.

 

 

Con eSalud  contas con un chequeo médico anual gratuito

 

 

¿Cuáles son los beneficios de consumir alimentos fermentados?

La fermentación no sólo otorga a los productos una firma sensorial única, sino que también puede mejorar su valor nutricional y la digestibilidad de varias maneras. El proceso de fermentación produce vitaminas, antioxidantes y moléculas que pueden bajar la presión sanguínea y la inflamación. 

Los bacterias de ácido láctico (BAL) o cultivos lácticos se han utilizado durante mucho tiempo para producir alimentos fermentados, como el yogur y el kéfir. Estas bacterias son conocidas por mejorar la digestión de la lactosa y algunos cultivos lácticos tienen propiedades probióticas.

Alimentos fermentados y probióticos, ¿son lo mismo?

 ¡No todos los alimentos fermentados califican como probióticos, y no todos los probióticos toman la forma de alimentos fermentados!

Los alimentos fermentados que contienen probióticos específicos aportan beneficios para la salud y pueden ayudar a incrementar la diversidad de la microbiota intestinal. Solo los alimentos lácteos fermentados como el yogur y algunos kefires, pueden ser considerados probióticos debido a sus beneficios para la salud gastrointestinal. 

Ejemplos de alimentos fermentados:

  • YOGUR. Es el de más fácil acceso, pero no todos los yogures que encontrás en el supermercado tienen probióticos. Muchos son pasteurizados, lo que termina con el proceso de fermentación previo.
  • KÉFIR. Es una bebida de leche fermentada hecha con “granos o nódulos” al inicio. Es una combinación de bacterias y levaduras que interactúan con la leche para hacer una bebida ligeramente fermentada. Se puede hacer de cualquier tipo de leche o agua. 
  • MISO. Existen diferentes (blanco, rojo o negro) pero todos son fermentados. Es la fermentación de una pasta aromática elaborada con semillas de habas o arroz, cebada o trigo.
  • CHUCRUT. Está elaborado a partir de repollo fermentado y es una especialidad más conocida por ser muy típica en países como Alemania. Su famosa salchicha con chucrut.
  • KIMCHI. Es la versión coreana del chucrut. Se da a partir de una fermentación elaborada a base de repollo deshidratado, sal, ajo, jengibre, salsa de pescado y copos de chiles coreanos.
  • TÉ DE KOMBUCHA. Está fermentada por numerosas bacterias y levaduras, lo que la convierte en un gran probiótico. Es una combinación de azúcar, té y bacterias.

contratá tu seguro de salud desde $659

Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *