viernes, noviembre 18
Shadow

5 prácticas para que tus frenos tengan una larga vida

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los frenos sufren mucho desgaste debido a su uso cotidiano. Si querés mantener tu moto en óptimas condiciones y alargar su vida útil, acá te dejó algunas buenas prácticas que les darán más tiempo de vida a tus frenos.

Revisa y cambia regularmente el líquido de los frenos

Dependiendo del uso, si manejas a diario tu moto en la ciudad o viajas constantemente, debes cambiar el líquido de frenos según lo indique el fabricante en el manual de propietario o servicio. Si usas de manera ocasional tu moto, cambia el líquido de tus frenos cada año como medida preventiva.

Esta inspección periódica evitará también la pérdida de fluido de frenos, ¿con qué propósito? Quedarte sin este líquido te hará perder control sobre los frenos en una situación en la que verdaderamente los necesites.

 

Con eColón contás con alojamiento por inmovilidad o robo en un Hotel 4 estrellas.

 

 

 

 

Cambia las pastillas de freno regularmente

En un freno de disco es fácil ver el desgaste de las pastillas, tienen una ranura en su superficie y cuando la ranura empieza a desaparecer es momento de reemplazarlas.

Moderar el freno de tambor

En motos de bajo cilindraje el freno de tambor es el más utilizado. En este sistema, al accionar el freno delantero la zapata se separa y entra en contacto con el tambor del freno.

Para ayudarle un poco a tus frenos intenta en un trayecto normal, en el que no necesites accionar los frenos en su totalidad, hacer más suave y gradual la compresión en el freno delantero.

Es importante que realices un mantenimiento preventivo con personal capacitado que desensamblen, inspeccione y limpien el sistema de freno.

Usar los 2 frenos de la moto 

En el sistema combinado de frenos al accionar el freno trasero automáticamente se activa el delantero, esta acción simultánea garantiza una frenada más equilibrada y rápida.

El sistema contribuye a tener mayor control de frenado y a no recargar toda la tensión sobre un solo sistema para detenerse, esto disminuye el desgaste. Si tu moto viene con sistema de frenos ABS, aporta control extra a la hora de accionarlos.

Si tu moto no tiene ni sistema combinado de frenos, ni ABS, la recomendación es iniciar con el proceso de frenado con el freno trasero y luego accionar el delantero, o ambos al mismo tiempo.

La distribución de cargas durante la frenada es 70% adelante y 30% atrás.

Pruebas a tus pastillas nuevas

Hace frenadas suaves y soltás durante los primeros kilómetros. Esto hace que la superficie de las pastillas se adapten al disco.

Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *