miércoles, agosto 17
Shadow

Los frenos de la moto. ¿Cuáles son sus problemas ?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Los frenos de tu moto con el tiempo  pueden empezar a dar algún problema. Con unos ajustes y revisiones básicas seguro podés ponerlos a punto o detectar el origen que causa inconvenientes.

Los frenos de tu moto con el tiempo se van desgastando. Su funcionamiento es mediante la fricción de la pastilla con el disco,  y  esto supone un desgaste de ambos elementos.

Una de las claves para que el sistema de frenado dure más tiempo consiste en rodar bien las pastillas de freno cuando están nuevas. Este es el primer consejo roda las pastillas. 

Otro consejo es la limpieza. Aprovecha para dejar discos, pastillas y pinzas bien limpias cuando laves tu moto. Podés rociar pinzas y discos con desengrasante y aclararlos bien con abundante agua. 

Con el tiempo y el desgaste de las pastillas verás que el líquido de frenos va bajando. Esto sucede porque los pistones de freno se van separando para adaptarse al desgaste del material de que está compuesto la pastilla. Si está en el nivel más bajo de lo que marca el indicador del depósito tendrás que echar líquido de frenos nuevo a tu moto. El tipo de líquido de freno está marcado en la tapa del depósito, DOT-4 o DOT-5. 

 

Con eColón contás con mecánicos especializados para sacarte de cualquier apuro.

 

 

 

 

Frenos de tambor

En el caso de que tu moto tenga frenos de tambor el mantenimiento consistirá en tensar el cable o la varilla del frenos según se vayan desgastando las zapatas. Pero también ganarán efectividad si cada 10.000 kilómetros desmontas las ruedas y limpias las pistas de contacto de las zapatas. También, con una lija fina, puedes quitar todo el material que se haya acumulado (apelmazado) en la zapata. Comprueba su estado y si ves que ya están desgastadas reemplazalas.

Discos desgastados

Las pastillas de freno se gastan, y los discos también, aunque de una forma más lenta. Durante el desgaste de los discos puede ser que se hayan alabeado o deformado, si es así notarás pulsaciones en la maneta cuando frenes a fondo. Los discos también se pueden deteriorar por un sobrecalentamiento o porque hayan sufrido un golpe, por ejemplo contra un bordillo o porque te olvidaste de quitar el antirrobo de disco. Si es así, te tocará sustituirlos. Recuerda que los podés comprar originales o tirar de un montón de marcas de industria auxiliar que ofrecen buenos precios y calidades similares.

Tacto esponjoso en los frenos de la moto

El sistema de frenos de disco de tu moto, en la mayoría de los casos, es mediante un sistema hidráulico.  Su funcionamiento es similar al de la presión que podés ejercer con una jeringuilla con líquido dentro. Tenés un depósito de líquido, una bomba, un circuito y una pinza que recibe la presión de líquido y hace que unos pistones se expandan y hagan presión entre las pastillas y el disco.

El tacto esponjoso se debe a que dentro del circuito ha entrado aire. Al ejercer presión sobre el líquido con aire, hace que se produzca este tacto esponjoso. Si tienes este problema deberás purgar o sangrar el circuito.

El proceso de sangrado consiste en ir metiendo líquido nuevo por el depósito e ir sacando el líquido con aire por el tornillo de purgado que se encuentra en la pinza, con cuidado que cuando bombeas con la maneta no vuelva a entrar aire por el tornillo de purgado. Este proceso te lo explicaremos paso a paso en este artículo.

Tacto duro y poca eficacia 

Si te ocurre esto casi seguro que tenés las pastillas cristalizadas. Esto suele ser debido a que estos elementos tienen mucho tiempo o han estado trabajando en condiciones extremas de calor. Podés probar a desmontarlas y lijarlas con una lija fina, quitando la superficie que se ha endurecido para ver si mejoran. 

Si las pastillas están  desmontadas, limpia bien las pinza y los pistones.

asegurá tu moto contra robo desde $599

 

Like
1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *