jueves, noviembre 17
Shadow

Tipos de antirrobo de moto: ¿Cuál es el mejor para implementar?

Tiempo de lectura: 4 minutos

En la actualidad existe una gran variedad de sistemas antirrobo de moto, que se pueden utilizar de manera individual o en combinación con otros. Muchos de ellos están diseñados para proteger la motocicleta tanto en un garaje como en cualquier calle.

De hecho, lo más recomendable es combinar siempre más de un antirrobo y contar con un seguro contra robo. Te dejo los mejores tipos de antirrobo.

Antirrobos de disco

Es el sistema antirrobo más pequeño y ligero de todos, por lo que es el más común para asegurar la moto en el día a día. Transportarlo en la moto es fácil y su instalación es rápida.

Este tipo de antirrobo se ubica en el disco de freno delantero de la moto, fijándose a él e impidiendo que la rueda pueda rodar. Olvidar que está puesto y poner la moto en marcha sin haberlo retirado puede causar serios daños a las pinzas de freno de la moto o al propio disco.

 

Con eColón contás con Asesoría legal sin cargo los 365 días del año

 

 

 

Antirrobos de horquilla

Funciona como estructura de metal circular (con forma de U), con un espacio para abrir y meter en el centro alguna parte de la moto, podés colocarlos en ambas ruedas.

En la rueda delantera debes colocar el antirrobo de tal manera que “abrace” las dos barras de la horquilla delantera de la moto. Si optás por colocarlo en la trasera, según sea tu modelo de moto deberás unir la rueda con el amortiguador o bien con el brazo del basculante.

Es fiable, fácil de utilizar y no se estropea, además de ser una medida disuasoria muy buena y resultar muy complicada de quitar. Algo que puede garantizar tu tranquilidad y la seguridad de tu vehículo.

Antirrobos con cadena o articulados

Las cadenas se componen por eslabones de alta resistencia y necesitan de un candado que una sus extremos, una función que en muchos casos pueden cumplir los propios antirrobos de disco.

Los antirrobos articulados están formados por un cable de alta seguridad que a su vez es recubierto por casquillos metálicos, y éstos a su vez por una capa plástica que los proteja de la intemperie.En este caso sí se incluye un cierre con llave.

Tanto uno como otro permiten ser adaptados a las formas de la horquilla y la rueda, pudiendo anclar la moto a un elemento fijo externo. Para complicar su corte y manipulación es recomendable que una vez instalados no toquen el suelo.

Antirrobos de manillar

Es ideal para las motos tipo scooter, ya que funcionan desviando el manillar hacia uno de los lados y bloqueando, de esta forma es muy difícil mover el scooter en línea recta.

Antirrobos con alarma

Algunos antirrobos del mercado cuentan con un extra de seguridad: una alarma sonora. Solés encontrarlos entre los antirrobos de disco, de manera que además de bloquear el disco delantero el antirrobo hace sonar una estridente alarma en el caso de que el candado sea manipulado, acaparando la atención de todo el que se encuentre alrededor.

Aunque la capacidad de inmovilizar la moto sea la misma siempre puede ser una opción interesante si querés aumentar tu tranquilidad.

Antirrobos anclados al suelo

Como sistemas de máxima seguridad se encuentran los antirrobo de garaje que se anclan al suelo. Se componen de armazones metálicos que podés atornillar al suelo de tu garaje, en su interior situás la rueda delantera de la moto y ésta queda bloqueada y asegurada impidiendo la manipulación del sistema.

Este tipo de antirrobo no es móvil, siempre queda fijado al suelo de tu garaje, y su precio suele ser elevado. En compensación sí ofrece altos niveles de seguridad.

Es aconsejable contar con un seguro de moto con cobertura robo, y en eColón contamos con el mejor precio y la mejor asistencia.

 

Like
8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *