jueves, junio 10
Shadow

Evitá cualquier desperfecto mecánico en tu Moto

Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Problemas con el embrague? ¡Ganale a cualquier desperfecto mecánico! Con esta nota aprenderás a diagnosticar los posibles problemas con tu moto y evitarlos.

Problemas del embrague

El embrague es uno de los elementos más importantes de tu moto y su finalidad es acoplar o desacoplar el motor a la caja de cambios. Pero con el transcurrir del tiempo, los discos pueden desgastarse.

Si bien existen embragues en seco, lo normal es que las motos equipen embragues bañados en aceite, ya que garantizan una respuesta más progresiva que permite una mejor conducción.

Un consejo: Elegí un buen aceite. Llegado el momento de reemplazar el lubricante, no escatimes en precio y usá el grado de viscosidad recomendado por el fabricante.

Además, es necesario que el cable del embrague se encuentre en perfecto estado y correctamente tensado. Si querés alagar su vida útil conducir con precaución es un inicio.

Problemas con el alternador

Entre las averías de moto más frecuentes se encuentran las relativas al alternador. Y en consecuencia, pueden ocasionar que tu moto no arranque.

No es sencillo prevenir los problemas del alternador, pero una buena medida es proteger las partes del sistema eléctrico cuando laves el vehículo.

Avería de la bomba de combustible

Para evitar este problema podés realizar una inspección y limpieza de los componentes de la bomba de combustible de forma periódica.

Nunca dejés el depósito de combustible “en las últimas”. El tanque debe llevar carburante de sobra para lubricar la bomba y evitá que entren impurezas al sistema de inyección. Y si el fabricante recomienda utilizar un tipo de combustible en específico, seguí su consejo.

Fugas y escapes de líquidos

Por precaución, es vital comprobar con frecuencia que tu moto no presente fugas y escapes de líquidos. De esta forma, podés solucionar a tiempo y evitar cualquier desperfecto mecánico luego.

En algunos casos, basta con reponer el líquido. Pero en otros, es necesario que intervenga un especialista para solucionar el problema.

Problemas por falta de uso

Tenés que tener en cuenta que existen desperfectos mecánicos que pueden producirse a causa del poco uso de tu Moto en un período largo de tiempo.

Si no vas a conducir la moto por ejemplo durante los meses invernales es aconsejable que desmontes la batería y que, durante el tiempo que esté desconectada, la cargues una vez al mes. De esta forma, te asegurás  de que seguirá siendo útil cuando vuelvas a montarla.

Es importante que la batería se encuentre cargada y en buen estado para poner en marcha el motor, al menos, una vez al mes. Si no ponés en práctica estas indicaciones, puede que se genere una avería grave.

En el caso de que tu moto tenga cadena siempre debe estar engrasada. Además, procurá mover manualmente la rueda trasera para evitar que se bloquee el conjunto de la transmisión.

Por último, no olvidés que líquido de frenos tiene un período de caducidad, independientemente de si usas la moto o no. En cuanto al refrigerante, si no se “mueve” puede provocar sequedad en los manguitos y averías en la bomba, el termostato o el propio radiador.

¿Qué te parecieron estos tips? Dejame tu comentario.

Like

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *