Cómo nuestro cerebro decide contratar un seguro

Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Deberíamos invertir ahora en algo que puede o no puede ocurrir más tarde?

#Seguro #Insurance #Ciencia

La gente generalmente piensa: “¿por qué invertir en algo por un riesgo que quizás nunca ocurra en el futuro?” Pero cuando vemos venir un desastre ahí queremos un seguro AHORA!

El apartamento de al lado está incendiándose ó escuchamos un ruido raro en los caños ó la cocina no prende bien ó le robaron al vecino… Ahí recién se nos ocurre pensar que un seguro de hogar es una buena opción.

La teoría de la perspectiva nos puede explicar con más detalle el momento en el cual decidimos asegurarnos. Racional o no, cuándo decidimos obtener una póliza de seguro puede ser explicado por la ciencia. Los economistas del comportamiento Amos Tversky y Daniel Kahneman lo llaman ‘teoría prospectiva’, que determina cómo las personas deciden entre alternativas arriesgadas basadas en lo que perciben como ‘ganancias’ o ‘pérdidas’, en lugar de resultados absolutos.

La investigación muestra que las personas son más reacias a las pérdidas. En lenguaje sencillo, eso significa que las pérdidas son mayores que las ganancias. Resulta que las pérdidas nos hacen más miserables de lo que las ganancias nos hacen felices.

Nuestro proceso de racionalización comienza pensando en la probabilidad (entre 0-1) de que se produzca un determinado evento. En lugar de buscar la probabilidad de que algo suceda, tendemos a categorizarlo como “no sucederá, sucederá”.

Para eventos de muy baja probabilidad, como un incendio forestal o una inundación, tendemos a redondear la probabilidad de que ocurra a cero. No podemos aceptar psicológicamente que algo como esto pueda suceder, y a menudo ignoramos el hecho de que este evento podría ocurrir.

Por el contrario, para un evento que percibimos como de alta probabilidad, lo redondearemos a 1 y exageramos la diferencia entre 0-1.

Esta es la razón por la cual muchas personas ven el pago de un seguro como una pérdida por un beneficio desconocido: estás perdiendo dinero por mes por algo que no espera que suceda, como un incendio o una inundación. En este caso, optarás por no obtener cobertura, considerándola como la eliminación de un gasto mensual innecesario.

Pero todo esto cambia cuando nos sucede a nosotros, o incluso a alguien que conocemos, un evento de baja probabilidad, como incendios forestales o inundaciones . Somos testigos  del evento de baja probabilidad, y ahora las probabilidades parecen mucho más altas. De repente, pagar una prima de seguro mensual parece ser una ganancia frente a una gran pérdida.

Debido a esto, las personas tienden a comprar seguros de hogar solo después de un desastre, y cancelan sus pólizas varios años después cuando perciben la probabilidad de un desastre como bajo nuevamente.

Búsqueda de riesgo vs. Actitudes adversas al riesgo

Entonces, ¿por qué después de enfrentar un evento, obtener un seguro de hogar de repente parece merecer la pena (a pesar de que las probabilidades de este evento arriesgado siguen siendo las mismas) Tversky y Kahneman llaman a esto el “efecto de encuadre”: situaciones idénticas generan decisiones dramáticamente diferentes dependiendo de si se ve la situación como una potencial pérdida o ganancia.

Las compañías de seguros tienen la responsabilidad de valorar los riesgos adecuadamente, pero también de protegerlo contra eventos desconocidos que podrían sucederle a usted.

Por eso en eColón nos esforzamos por ofrecerte el mejor seguro al mejor precio posible. Justo para todos y justo lo que necesitás. Para que estés conforme al momento de pagar y contento en el caso que debas cobrar. Más información acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *