sábado, noviembre 21
Shadow

¿Cómo aplicar la Inteligencia Colaborativa en las empresas?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Las formas en las que nos relacionamos, trabajamos y cooperamos en las empresas están cambiando rápidamente y seguirán evolucionando.  Una de las principales características que ha surgido es la Inteligencia Colaborativa (IC).

La Inteligencia Colaborativa surge como una dinámica para la deliberación, toma de decisiones y socialización del conocimiento por parte de un conjunto de personas. A cada problema o reto se le pueden aplicar diferentes soluciones.

La IC incluye un conjunto de acciones para crear, procesar y aplicar el conocimiento útil para los proyectos. La IC se nutre de los aportes colaborativos de las personas involucradas, para concluir en una toma de decisiones consensuada.

Tipos de Inteligencia Colaborativa

Dentro de la IC existen diferentes modos de colaboración. Podemos clasificarlos en cuatro tipologías:

  1. Fusión: Cada individuo aporta sus conocimientos y el producto final es una fusión de todos ellos. Por ejemplo, la escritura colectiva en Wikipedia.
  2. Molecular: Lo vemos, por ejemplo, en un libro escrito por varios autores, donde cada uno tiene su propio apartado.
  3. Colección: Cada participación aporta valor a un conjunto mayor que puede ser de carácter público, como Youtube o WordPress.
  4. Modo agregador: Por ejemplo, los comentarios que se realizan en blog o webs de noticias.

 

¿Cómo le sirve esto a las empresas?

Es una excelente estrategia para mejorar la interacción entre los miembros de equipos, quienes así pueden ser más eficaces y eficientes, además de involucrarlos en nuevos desafíos, potenciar su creatividad y aprovechar de mejor forma el conocimiento.

Las organizaciones que apuestan por este método y permiten a sus empleados cooperar entre sí aspiran a mejorar su rendimiento, su adaptabilidad a los cambios y la involucración de todas las personas.

¿Cómo aplicar la Inteligencia Colaborativa en las áreas de una empresa?

  • Para explotar al máximo esta metodología, es necesario contar con espacios físicos y virtuales donde las personas que forman el proyecto puedan trabajar y colaborar con total libertad y comodidad.
  • Se deben asegurar las herramientas y tecnologías 2.0 necesarias para que compartan el conocimiento. Y en el caso de que sean mecanismos desconocidos para los colaboradores, es conveniente que se les enseñe a dominarlos.
  • Una vez hechas las propuestas y concretado el proyecto, se constituye el grupo de trabajo.
  • La idea es que cada persona trabaje de manera autónoma pero que todos participen para compartir los progresos, el conocimiento y las ideas.

 

Pasos para aplicar la Inteligencia Colaborativa en un proyecto de una empresa:

  • Crear el reto.
  • Definir el equipo.
  • Crear el espacio colaborativo.
  • Introducir herramientas 2.0.
  • Establecer una dinámica de trabajo.
  • Elaborar el informe final, con conclusiones, aportaciones y solución final.

 

cotizá el seguro de tu moto desde el cel

asegurá tu casa desde $150

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *