8 Acciones sencillas para mantener tu casa segura

Tiempo de lectura: 3 minutos

Tener algunas rutinas de seguridad pueden evitar algunos inconvenientes. Desde cerrar siempre la puerta con llave hasta no comentar en redes sociales cuando no estás en casa puede mantenerte a vos y a tu hogar seguro. Empezá desde ya con estas acciones:

  1. No dejes saber cuando no estás en casa: Si alguna vez estás fuera de tu casa durante un periodo largo de tiempo, es buena idea pedirles a tus vecinos que recojan tu correspondencia, corten tu césped y hagan otras cosas que eviten que tu casa luzca como si estuviera vacía. Si no tenés a quién pedirle eso, podés optar dejar algunas lámparas encendidas en la casa para dar la impresión que hay alguien y pedirle al correo que guarde tu correspondencia para no preocuparte porque se acumule.
  2. Cerrá las puertas siempre con llave: Prestá atención cuando cerrás tus puertas por mucho que estés con prisa porque así podés evitar que pueda abrirse fácilmente. ¡Cerrá bien todo al salir!
  3. No escondas la llave en las proximidades de la casa: El problema de tener una llave escondida es que tienes que ponerla en un lugar relativamente fácil de encontrar y recordar. Sin embargo, esto también facilita las cosas para otras personas.
  4. Evitá tener artículos de valor a la vista: Tenés que evitar ser “un blanco” fácil. Si tenés un televisor grande, mantené las ventanas cerradas en la noche.
  5. Evitá las puertas con cristal cerca de las manijas: Las puertas con cristal alrededor de la manija también pueden ser una tentación para quienes quieran romper el cristal rápidamente y obtener acceso a tu hogar.
  6. No escondas tu casa demasiado: Incluso luego de haber tomado todas estas precauciones, a veces, lo mejor que puedes hacer es sencillamente no ofrecerles una manera de entrar. Evita dejar que crezcan demasiado los arbustos cerca de las puertas y las ventanas. Las cercas altas para mayor privacidad y otras formas de esconder tu casa a veces pueden jugar en contra. Evaluá tu situación puntualmente y la zona donde vivís.
  7. Mantené segura tu segunda planta: ¿Tu casa es de dos pisos o más? ¿O vivís en depto? Aunque las puertas y ventanas la primera planta podrían estar protegidas y listas para cualquier eventualidad, con frecuencia se suele olvidar asegurar los puntos de entrada de pisos más altos. Las ventanas son uno de los puntos más vulnerable.  Asegurate de cerrarlas en la noche y mientras no estás en casa.
  8. Revisá y actualizá las cerraduras de puertas y ventanas periódicamente: Las cerraduras pueden convertirse en un punto débil de la seguridad de una vivienda. Con el uso excesivo se desgastan y resulta esencial revisarlas periódicamente para que su estado sea el óptimo.

¿Te parecieron útiles? ¿Se te ocurre alguna otra acción? ¡Dejame un comentario!

Siempre debes estar atento a tu casa, por eso para protegerla tomá en cuenta estos consejos y contratá HOY eHogar desde $150 por mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *