miércoles, junio 8
Shadow

¿Por qué se para tu moto cuando se calienta?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Si la moto se para cuando se calienta, estás ante una señal evidente de que tiene problemas de sobrecalentamiento. No se trata de una situación a la que deba dársele poca importancia, ya que, si no lo solucionas, tu moto podría sufrir daños en el motor.

¿Por qué la moto se para cuando se calienta?

Para entender por qué una moto se para cuando se calienta es importante tener claro el concepto de recalentamiento.

En términos simples, el recalentamiento consiste en un incremento de la temperatura del motor que supera los rangos normales definidos por el fabricante. Estos rangos de temperatura no son iguales en todos los motores. Lo que más tiende a influir en este calentamiento excesivo son aspectos como el ciclo del motor y su potencia.

 

Mecánicos especializados para sacarte de cualquier apuro.​​​​​​​

 

 

 

 

Soluciones para una moto que se calienta y se apaga

Si tu moto se para cuando se calienta, seguí las siguientes recomendaciones:

Limpiar la suciedad del motor

Es probable que, si tu moto cuenta con refrigeración por aire, la suciedad del motor sea la causa por la que se produce el sobrecalentamiento, ya que este tipo de motos son las que de manera más habitual presentan problemas debido a la suciedad del mismo.

Esta clase de motores se construye con un sistema de refrigeración basado en que el aire exterior fluye a través de los acanalados que estas motos poseen en el motor. Esto puede ser un problema cuando este está sucio, ya que los acanalados podrían estar obstruidos, dificultando la refrigeración.

Generalmente, el barro es el elemento que más obstruye las ranuras de ventilación del motor. Además del recalentamiento, la pérdida de potencia es otro síntoma de que tu moto podría estar sufriendo este problema.

La solución consiste en limpiar las ventilas del motor con un cepillo. Si se detecta que hay mucha suciedad, el motor necesitará un lavado completo. También es recomendable limpiar el motor al transitar áreas húmedas o durante los días lluviosos.

Esperar a que la moto se adapte a un uso recurrente

Puede que suene como una solución rara, pero lo cierto es que el recalentamiento en las motos nuevas suele deberse a que las piezas internas del motor aún no se han acoplado al uso. Si notas cierto olor a quemado es probable que esta sea la razón por la que el motor está presentando sobrecalentamiento.

Para solucionar este problema no basta con utilizar la moto durante un tiempo suficiente, sino que también es recomendable usar de manera exclusiva el aceite recomendado por el fabricante. Con ello la moto logrará superar el periodo de asentamiento del motor con éxito.

Ajustar las válvulas

Es común que las motos convencionales posean motores de dos válvulas, una que permite el ingreso de aire y gasolina dentro de la cámara de combustión y otra encargada de la expulsión de los gases del escape fuera del motor.

Cuando estas válvulas tienen un ajuste incorrecto, el motor puede sobrecalentarse hasta el punto de que se apague y la moto no pueda arrancar. Si este es el problema, la solución es tan simple como ajustar y calibrar correctamente las válvulas.

Aunque se trata de algo sencillo requiere de mucha paciencia, por lo que se recomienda acudir a un mecánico para solucionar el problema.

Utilizar otro aceite

Otra de las razones por las que una moto podría apagarse de forma repentina al calentarse es la utilización de un lubricante poco adecuado para el motor. Si el aceite dentro del motor no es el adecuado, podría ser incapaz de lubricar correctamente los componentes internos y hacer que la moto se sobrecaliente.

Este problema es más importante de lo que parece. La fricción constante de las piezas aumenta mucho la temperatura y, en los casos más graves, estos componentes podrían fundirse debido al calor.

La solución pasa por aplicar el aceite correcto, pero decidir cuál es el más recomendable en cada caso puede ser un poco complicado. La compatibilidad del aceite depende de factores como el tipo de motor, el kilometraje y el año. La selección de un aceite adecuado no sólo puede evitar que la moto se caliente y se apague, sino que también contribuye a alargar la vida útil del motor.

En conclusión, las causas detrás de los problemas de recalentamiento de tu moto son muy variadas, pero la buena noticia es que no suelen tener una difícil solución.

contratá tu seguro de salud desde $659

Like
9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *