miércoles, marzo 31
Shadow

Limpiá tu casco de moto correctamente y evitá las bacterias

Tiempo de lectura: 3 minutos

Moto y seguro al día es muy importante para cuando se den las mejores condiciones para salir a rodar, pero también es necesario el cuidado y mantenimiento de algunos implementos como lo es es el casco de moto.

Importante antes de comenzar con algunos consejos de limpieza: El casco hay que limpiarlo a fondo al menos una vez al año. Aunque cuanto más lo uses, tenés que limpiarlo más seguido. 

Parte interna del casco de moto:

  • Tené en cuenta que el sudor y la humedad se adueñan de la parte  interior de este elemento de protección y a veces guardás los guantes y otras cosas que terminan ensuciando aún más esa zona.
  • La mayoría de los cascos permiten desmontar la parte acolchada interior, que es conveniente lavar a mano con jabón o detergentes neutros. Además, de esta manera podrás comprobar la cantidad de suciedad que puede llegar a acumularse en el casco de moto.
  • Si preferís usar la lavadora, intentá hacer uso de una bolsa de limpieza especial que reduzca el desgaste que se puede producir con el movimiento del tambor.
  • Dejá que se seque al aire libre y no lo expongas directamente al sol. Quizá tarde varias horas o incluso días, dependiendo del clima de tu zona pero es la mejor forma de no dañarlo.

Parte externa del casco de moto:

  • Mientras se seca la parte interna, podés aprovechar para limpiar el exterior, siempre de forma manual y haciendo uso de un jabón neutro sin químicos que puedan dañar.
  • También podés optar por los líquidos que venden en el mercado, algunos de ellos con propiedades abrillantadoras o incluso capaces de crear una película que repele algo más de lo habitual esas manchas de mosquitos que cuesta tanto quitar.
  • Podés tratar de llegar a las partes menos accesibles, por ejemplo con un bastoncillo de oídos y en el caso de tener que secar o retirar suciedad de alguna parte utiliza tela de lana de limpieza para no rayar ni dañar el casco.

Visera del casco:

  • Lo mejor es que si tenés la posibilidad, desmontes la visera para limpiarla con facilidad, una vez más con jabón.
  • Importante: Olvidate del limpiacristales y de los líquidos multiusos porque van a interferir en los tratamientos antivaho o de protección solar que le haya aplicado el fabricante.
  • Imaginá que estás limpiando unas gafas de sol y haz lo mismo con esta pantalla, realizando movimientos circulares con la yema de los dedos y sin presionar para evitar arañarla.
  • Secá con un papel de cocina o utilizá una toallita especial y hazlo con mucho cuidado.

asegurá tu moto desde $249

Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *