Consejos básicos de seguridad en la cocina

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los accidentes pueden ocurrir, pero también podés hacer todo lo que esté a tu alcance para poder evitarlos. Por eso te comparto algunas pautas básicas de seguridad que te ayudarán a mantenerte seguro mientras cocinás.

  • Enrollate las mangas en el caso de que tu ropa tenga.
  • Si tenés el cabello largo mantenelo atado mientras cocines.
  • Por ningún motivo llenés en exceso ollas y sartenes porque pueden producir chispas, salpicar la grasa y en consecuencia ocasionar un incedio.
  • Mantené las toallas de papel, servilletas platos desechables y otros utensilios alejados de la estufa.
  • No cocinés en una estufa sucia porque la acumulación de grasa puede ser inflamable.

 

¿Lo ves? ¡Son sencillos, aunque algunas veces pueden ser difíciles de poner en práctica sobre todo si tenés que cocinar a las carreras, pero intentalo. O podés ponerlos en una nota adhesiva en un lugar visible y seguro de tu cocina.

Quiero sumar acá otros consejos de seguridad que pueden evitar un incendio en la cocina. ¡Tomá nota!

  1. Asegurate de que los detectores de humo estén funcionando correctamente: en un incendio, el humo y los gases tienden a extenderse más lejos y más rápido que el calor, lo que puede ser más peligroso que las llamas. Es por eso de vital importancia que el detector de humo en casa esté en buen funcionamiento.
  2. No dejés la estufa desatendida: es fácil distraerse mientras cocina, y dejar la estufa sin supervisión y es un gran error del que muchos en algún momento hemos sido culpables. ¿Qué pasa si te llaman en medio de la preparación de la cena? Atendé, pero antes apagá la estufa.
  3. Tené cuidado cuando uses el microondas: Usar papel de aluminio en el microondas es otro error común, ya que los campos eléctricos en el microondas hacen que las corrientes de electricidad fluyan a través del metal. Otro error frecuente es almacenar las cajas de pizza en el horno. ¡Es momento de dejar de hacerlo! El cartón puede incendiarse fácilmente.
  4. Desenchufá los aparatos eléctricos: ¡Si no está en uso, no necesitá estar enchufado! Las tostadoras, cafeteras, etc, siguen usando algo de electricidad cuando están enchufadas, por lo que si hay un cableado defectuoso o si está usando electrodomésticos viejos, su hogar podría correr el riesgo de un incendio.

 

Cocinar puede ser seguro siempre que tengas en cuenta estas pautas de seguridad. ¡Así que adelante! Seguí preparando tus obras culinarias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *