sábado, noviembre 21
Shadow

5 formas de prevenir el cáncer de mama

Tiempo de lectura: 4 minutos

El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte por cáncer entre mujeres de más de 30 años, por eso, un diagnóstico a tiempo o la prevención de este puede salvar muchas vidas.

Son muchos los factores que intervienen para que se genere el cáncer de mama pero algunos cambios en tu vida pueden reducir las posibilidades de padecer esta enfermedad. A continuación te comparto 5 formas de prevención que te pueden ayudar.

  1. Realizate el autoexamen mensualmente

Es un paso muy importante en la detección temprana. Cada mujer puede hacerlo en su casa de forma regular y periódica, usualmente mensual. La realización regular del examen familiariza a la mujer con la consistencia usual de sus mamas y permitirá la detección de nódulos o masas de forma más sencilla. Además, se alentará a acudir al médico.

Es recomendable hacer el autoexamen aun desde la adolescencia, unos cinco a ocho días después del inicio del periodo menstrual, momento en el cual las mamas ya  no están tan congestivas.

Con esta rutina se puede estar alerta ante cualquier cambio y actuar de forma inmediata. Se puede pedir asesoría en un centro de salud sobre cómo realizarse el autoexamen.

  1. Identificá si tenés Factores de Riesgo

Aunque no se sabe cuál es la causa del cáncer de mama, sí se han asociado algunos factores que pueden aumentar el riesgo de padecerlo:

  • Mayor edad.
  • Ser portadora de la mutación genética BRCA1 o BRCA2.
  • Historia familiar de cáncer de mama, entre el primer grado de consanguinidad (madre, hermana o hija).
  • Inicio del periodo menstrual en una edad temprana (antes de los 12 años).
  • Entrada a la menopausia en una edad tardía.
  • Maternidad relativamente tardía (tener hijos después de los 30 años).
  • No haber tenido hijos y nunca haber lactado.
  • Terapia de reemplazo hormonal prolongada.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Consumo abusivo de alcohol.
  1. Hacete un examen clínico de la mama

El fin es identificar la presencia de masas palpables en una etapa lo más temprana posible. Una persona con un adecuado entrenamiento en este examen es capaz de identificar tumores palpables, incluso con medidas un poco mayores 1 cm.

Cualquier hallazgo significativo deberá ser evaluado adicionalmente con estudios de mamografía o ecografía, de acuerdo con la recomendación del médico.

Se recomienda que las mujeres mayores de 20 años se realicen un examen clínico de la mama por lo menos cada tres años, y que una vez lleguen a los 40 años, aumente la frecuencia del examen una vez al año.

  1. Hacete exámenes complementarios si tu médico lo cree necesario

Si es necesario, el médico debe ofrecer la realización de exámenes complementarios, como la mamografía, el ultrasonido, imágenes de resonancia magnética (RM), la biopsia con aguja dirigida por ecografía (para detectar compromiso de los ganglios linfáticos) o pruebas de receptores de estrógeno y progesterona.

  1. Llevá un estilo de vida saludable

Es importante que todas las mujeres, especialmente durante la menopausia, cuiden su peso para prevenir el cáncer de mama. Según estudios de la Universidad de Texas, la obesidad o sobrepeso en las mujeres las hace más propensas a padecer cáncer de mama.

Se debe reducir el consumo de bebidas alcohólicas. Algunos estudios afirman que la relación entre el cáncer de mama y las bebidas alcohólicas es del 70%, por eso es importante moderar la ingesta de alcohol y de esta manera reducir el riesgo de cáncer de mama.

Practicar actividades físicas con frecuencia puede ser útil para prevenir este cáncer. Una sana alimentación y realizar ejercicio son claves para la prevención de enfermedades.

contratá tu seguro de salud desde $659

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *