martes, marzo 23
Shadow

5 consejos para no pagar de más con el Mecánico de Moto

Tiempo de lectura: 3 minutos

Dejar tu moto en manos de un mecánico no es algo que te tomás a la ligera, hay ciertos parámetros que considerás antes como: la confianza que te genera el lugar y por supuesto el presupuesto. Siendo este último punto uno de los más importantes. Por eso, con estos consejos vas a poder tomar una decisión inteligente al momento de buscar un mecánico de moto.

Antes de cambiar una pieza, pedí que la reparen

Muchas veces los mecánicos pueden sugerirte de manera inmediata que tenés que cambiar una pieza de tu moto. Aunque este consejo es una opción bastante válida, no siempre es la mejor o la única.

Por eso, te recomiendo que consultés la posibilidad de reparar la pieza rota. Y tené en cuenta que este procedimiento puede ahorrarte dinero, pero suele demorarse un poco más. 

En cualquier caso, siempre tenés que exigir un presupuesto detallado de la reparación o trabajo que le realizarán a tu moto. De esta manera sabés cuánto costará el procedimiento y podés elegir con conocimiento los pasos a seguir.

Si te cambian una pieza, pedí siempre la parte defectuosa

Un inconveniente que puede surgir luego de ir con un mecánico de moto es el de presentar el mismo desperfecto que se arregló.

Las razones pueden ser varias, entre ellas: que el repuesto que se usó al momento de la reparación estaba defectuoso, la instalación de la pieza se hizo de forma incorrecta o, que la pieza no se cambió.

La solución es más simple de lo que pensás: cuando te entreguen la moto, pedí las partes antiguas y defectuosas que sacaron. Esto sirve para comprobar que efectivamente cambiaron las piezas.

Tomá en cuenta también opciones más baratas

Cuando elegís repuestos casi siempre optás por la marca oficial, ya que te transmite mucha más seguridad. Es una buena decisión, pero tené en cuenta que el precio de estos repuestos está por encima de otras opciones.

En esos casos, siempre es mejor informarse, verificar las diferentes opiniones de la marca  que querés usar, ya sea oficial o no. Lo importante es que el repuesto sea de calidad y si además tiene buen precio, ¡genial!

Pedí que te expliquen los procedimientos

Y más que pedir que te expliquen el trabajo que le hicieron a tu moto, es necesario que pidas que te expliquen de forma en que puedas entender, sin tantas terminologías técnicas. La idea es que sea una conversación clara, pero transparente. Porque al comprender los procedimientos podés evitar malos entendidos.

Tomate la ida al taller igual que cuando vas al médico: pedí que te lo expliquen sencillo, pero que te lo expliquen.

Cotizá en diferentes talleres

No te olvidés de este consejo, en especial si ya has tenido malas experiencias. A la hora de arreglar tu moto, busca siempre una segunda opinión. Si un presupuesto te parece excesivamente costoso, pregunta en un segundo lugar.

Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *