jueves, junio 10
Shadow

3 Hábitos que el cerebro ama

Tiempo de lectura: 3 minutos

Encontrá en esta nota 3 hábitos que el cerebro ama y que si los aplicás, seguro te lo agradecerá. Serán como un fertilizante para tu éxito.

  1. Leé 30 minutos al día para aprender

Se puede leer una novela por entretenimiento, pero en este caso, la referencia es a leer para aprender. Es decir, leer para adquirir conocimientos sobre tu carrera, tu vida, tu negocio o algo que te apasione.

Cuando se aprende algo nuevo, el cerebro libera una proteína llamada factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés). El lanzamiento de BDNF tiene el efecto de encender una parte del cerebro llamada Núcleo basal.

BDNF es fertilizante para el cerebro. Su propósito es ayudar a las células nerviosas a crecer. Cuando se crea el hábito de leer y aprender algo diariamente, se activa el núcleo basal, se crean más conexiones neuronales (sinapsis) y, por lo tanto, los cerebros crecen y se hacen más inteligentes.

  1. Hacé ejercicio todos los días

Probablemente ya has escuchado y leído bastante acerca de los beneficios del ejercicio aeróbico (correr, trotar, saltar la cuerda, elíptica, andar en bicicleta, etc.) Pero no se puede negar su importancia. Hacer ejercicio es uno de los hábitos que el cerebro ama.

Estos son algunos de sus beneficios:

  • El ejercicio aeróbico estimula la producción de eritropoyetina (EPO). La EPO es responsable de la creación de nuevos glóbulos rojos en la médula ósea. Los nuevos glóbulos rojos tienen más hemoglobina, lo que les permite llevar más oxígeno al cuerpo. Oxígeno = combustible para el cerebro, tejidos y músculos. El ejercicio aumenta la capacidad de los glóbulos rojos para alimentar nuestro cerebro.
  • Adicionalmente, el ejercicio aeróbico activa una enzima llamada telomerasa. La telomerasa protege a los telómeros. Los telómeros son como gorros al final de cada cromosoma. Los telómeros controlan el número de veces que una célula puede dividirse. Las células que pierden sus telómeros mueren. Cuando las células mueren envejecemos. El ejercicio, por lo tanto, aumenta la vida útil de las células; permitiendo que las células cerebrales vivan más tiempo, manteniendo nuestro cerebro joven.
  • Hacer ejercicio también aumenta el volumen de tejido nervioso en el hipocampo. El hipocampo es una parte del cerebro responsable de la memoria y el aprendizaje. El ejercicio aumenta tu capacidad de recordar y de aprender.
  • Finalmente, el ejercicio aeróbico aumenta la neurogénesis. Neurogénesis = el crecimiento de las células cerebrales y las sinapsis.
  1. Aprendé una nueva habilidad cada 6 meses

Cada vez que te involucrás en una nueva actividad y luego la practicás, tu cerebro cambia. Es otro de los hábitos que el cerebro ama.

Cada actividad repetitiva requiere  de la creación de conexiones neuronales. Cuando repetís nuevas actividades, las neuronas forman conexiones permanentes, aumentando así el tamaño del cerebro.

contratá tu seguro de salud desde $659

Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *