sábado, noviembre 21
Shadow

Las principales tendencias para comprender el futuro del seguro

Tiempo de lectura: 5 minutos

En una entrevista realizada en Ámbito Financiero, Eduardo Iglesias analizó las principales tendencias que nos sirven para comprender el futuro del seguro.

Ésta es la entrevista realizada por Horacio Lachman.

Diálogo con Eduardo Iglesias, Director y Gerente General de Colon Compañía de Seguros

Principales tendencias para comprender el Futuro de la industria de Seguros

Eduardo Iglesias estudió profundamente el tema de innovación en general y en particular en la industria aseguradora y ha participado en diversos foros internacionales sobre el futuro del sector. En esta nota nos cuenta cuales son la tendencias más importantes e interpreta que muchas de ellas son definidas por los cambios tecnológicos. Considera que el impacto de la tecnología es cada día más evidente y está revolucionando la forma en que las aseguradoras toman los riesgos y la forma de distribuirlos

Periodista: ¿Cuáles son las tendencias más importantes en la industria aseguradora?

Eduardo Iglesias: Muchas de las tendencias de nuestra industria son definidas por los cambios tecnológicos. El impacto de la tecnología es cada día más evidente en nuestra industria y está revolucionando tanto la forma que los aseguradores tomamos los riesgos como la forma de distribuir nuestros productos. Estos cambios tecnológicos impactan tanto en seguros de personas como en seguros patrimoniales.

En el pasado los productos manufacturados eran compuestos por partes mecánicas o electrónicas, hoy los productos son sistemas complejos donde el hardware y el software se comienzan a confundir. Hoy nos encontramos en la nueva etapa de internet conocida como Web 3.0 llamada el internet de las cosas, donde ya existen más dispositivos conectados a internet que seres humanos sobre la tierra. La posibilidad de introducir sensores y conectividad a velocidades impensadas cinco años atrás, están produciendo cambios fundamentales en la prestaciones de los productos.

Un ejemplo claro de estos cambios es la industria automotriz, tan ligada a nuestra industria de seguros.

Ciertamente la tecnología aplicada a los automotores ha reducido significativamente la tasa de mortalidad asociada a los accidentes de tránsito. Al presente existen sistemas de prevención de accidentes (colisión avoidance system) que utilizan radares, cámaras y rayos laser que permiten alertar al conductor o frenar en forma automática para prevenir un accidente. En la Unión Europea todos los automóviles vendidos a partir del 1º de noviembre de este año deben tener este sistema. Se calcula que va evitar unas 5.000 muertes y 50.000 accidentes graves por año.

P.: Es claro que la industria de seguros se va a beneficiar por estos adelantos pero ¿estamos como industria contribuyendo de alguna manera a que estos cambios se produzcan?

E.I.: Es importante destacar que nuestra industria es un protagonista de este cambio tecnológico. Como ejemplo podemos mencionar que Múnich Re en Estados Unidos trabajando con la agencias de transporte del gobierno y con la Universidad de Michigan en el desarrollo de los sistemas de prevención de accidentes. En estos desarrollo están trabajando en forma colaborativa empresas de tecnología que fabrican sensores, dispositivos de conectividad, software de análisis predictivos, automotrices y como dije compañías de seguros. Pensamos que el 93 % de los accidentes de tránsito fatales se ocasionan por un error humano. Estas nuevas tecnologías nos van a permitir delegar en el auto muchas funciones que hoy realizamos.

De acuerdo al Instituto de la Movilidad de la Universidad de Michigan, el centro más avanzado el mundo en estas tecnologías, el desarrollo de la conectividad y automatización de los vehículos producirá los siguientes resultados: los accidentes fatales se reducirán hasta bajar a un 10% de las tasas existentes hoy en países desarrollados. La eficiencia en el uso de combustible se incrementara 10 veces con un gran impacto favorable sobre el medio ambiente. El costo de los transportes de carga se reducirá al 30%.

P.: Todo esto parece muy optimista pero cuando va a estar disponible

E.I.: La respuesta es que ya está pasando. Pensemos que no solamente estamos en capacidad de montar a los vehículos tripulados estas tecnologías para evitar accidentes, sino que hoy el vehículo autónomo es decir sin conductor es una realidad.

Google viene trabajando hace muchos años en el automóvil autónomo y estos autos ya han recorrió más de un millón de millas sin ninguna colisión de consideración, muy por el contrario solo tuvieron 12 accidentes menores. Pensemos que el Estado de Nevada aprobó en el 2011 la ley que permite la circulación de estos autos sin chofer. Al presente California y Florida también permiten la circulación de estos autos. Es decir que ya son una realidad.

P.: Me imagino que la transformación entre los autos que tenemos hoy y esos autos autónomos, será progresiva.

E.I.: Si. Para poder explicar este proceso debemos considerar cinco niveles de automatización. El auto sin ninguna automatización es el nivel cero y el auto autónomo es el nivel cuatro. Hoy ya podemos ver en nuestro país automóviles que están en el nivel dos, es decir que tienen control de crucero y corrección del carril. Además, en Argentina ya hay varios modelos de autos que se venden que toman el control en situaciones de potencial colisión a velocidades reducidas. Es decir que ya tenemos en el país automóviles de nivel tres de automatización para velocidades reducidas. Como ejemplo es importante mencionar que en Inglaterra el 80% de los la colisiones se producen a menos de 25 kilómetros por hora.

Es evidente que nuestra industria aseguradora va a experimentar más cambios en los próximos diez años que en los que ha transitado en los últimos ciento cincuenta años y debemos prepararnos para ello, evolucionando en nuestra formas de pensar como aseguradores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *