viernes, junio 11
Shadow

¿Cómo lidiar con la fatiga diaria?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Cansancio, falta de energía, o pesadez son signos que muchas veces podemos tener. Enterate cuáles son las principales causas de la fatiga diaria y que podés hacer para vencerla.

Primero hay que aclarar que la fatiga es una sensación de cansancio que generalmente se experimenta tras realizar ejercicio intenso, ya sea físico o mental. Aunque otras veces puede surgir sin la necesidad de esa actividad. Puede afectar nuestra capacidad para hacer ejercicio, concentrarnos, recordar, o estar alertas, lo que puede desencadenar en irritabilidad y aislamiento.

Posibles causas del cansancio

Los especialistas resaltan la importancia de una consulta médica para conocer el origen de tu fatiga, ya que muchas veces puede deberse a ciertas afecciones: anemia, enfermedades del corazón, hipotiroidismo, apnea del sueño, efectos secundarios de ciertos medicamentos, depresión o ansiedad.

Señales de alerta

Algunas señales sugieren que tu fatiga puede provenir de un problema subyacente: despertar agotado, incluso después de una buena noche de sueño, no sentirte motivado para comenzar el día, ser incapaz de realizar actividades que antes disfrutabas, tener episodios repentinos de agotamiento que desaparecen y luego regresan, o dificultades para respirar.

Probá estas opciones para encontrar alivio y combatir la fatiga diaria

Controlá el estrés: El estrés es uno de los principales responsables de consumir nuestra energía física. Diferentes estudios vincularon niveles constantes de estrés con problemas para dormir, lo que puede desencadenar cansancio generalizado. Para combatirlo podés optar por técnicas de relajación, visitar un spa, recibir masajes o recostarte a leer o ver una película.

Buscá formas de relajarte: Una rutina acelerada y la imposibilidad de dedicar un poco de tiempo para relajarnos puede llevar a que nuestro cuerpo colapse, traduciéndose en una gran fatiga. Para eso se proponen técnicas de respiración o relajación para reponer energías, o simplemente hobbies que sirvan para despejar la mente.

Descansar, alimentarse bien e hidratarse es importante

Tomá una siesta: Una siesta de mediodía puede ayudar a superar la fatiga diaria. Deberían ser de 20 a 30 minutos, ya que los estudios sugieren que dormir durante 40 minutos o más, puede tener efectos contraproducentes. También se aconseja que no sea demasiado tarde en el día, para no alterar los patrones de sueño.

Acondicioná los ambientes: Un buen descanso es fundamental y hacerlo en un espacio acorde es igual de importante. Los expertos indican que un buen colchón y almohada, sábanas suaves e incluso tapones para los oídos y máscaras para los ojos, pueden ser útiles para combatir los problemas de sueño. También podés probar realizar algunos estiramientos suaves antes de dormir.

Mantente hidratado: Para que nuestro cuerpo funcione de manera óptima, debemos mantenernos hidratados, de lo contrario podemos sufrir bajos niveles de energía. También es común que se recurra a la cafeína para tratar la fatiga. Sin embargo, los expertos advierten que, aunque esto pueda darte un impulso inicial de energía, cuando desaparezca te sentirás agotado.

Cuidá tu alimentación: Al igual que una buena hidratación, mantener una dieta equilibrada, saludable y sostenible es fundamental para alcanzar niveles de energía elevados. Para eso, los nutricionistas aconsejan combinar carbohidratos sin refinar, con vegetales y frutas frescas y una buena dosis de fibra.

Evitá el alcohol: Es recomendable reducir o eliminar el consumo de alcohol. Esto se debe a que las bebidas alcohólicas pueden desequilibrar muchas de las funciones del organismo y deshidratarlo, lo que puede causar problemas para dormir y momentos de fatiga.

contratá tu seguro de salud desde $659

Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *