jueves, septiembre 29
Shadow

5 señales de que tenés estrés y consejos para combatirlo.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Es difícil evitar el estrés en estos días con tantas demandas laborales y el mundo patas arriba. Pero si aprendes cómo manejarlo podés enfrentarlo de una manera saludable.

Cuán seguido te irritas

Algunas personas se toman todo con calma. Otros se ponen ansiosos ante el primer signo de un problema. Estás son  algunas reacciones comunes pero poco saludables al estrés. ¿Alguno de estos te identifica?

Disfrutá de un 40% de descuento en medicamentos prescriptos y una amplia variedad de farmacias disponibles. ¡Contratá eSalud!

 

 

 Sentís dolor

Podés desarrollar tensión muscular, especialmente en el cuello y los hombros, lo que puede provocar un dolor físico inexplicable. El estrés también puede causar una variedad de otras enfermedades de salud, como malestar estomacal, falta de aliento, dolor de espalda, dolores de cabeza e insomnio.

 Comes en exceso

El estrés puede hacer que comas incluso cuando no tenés hambre, o podés saltarte el ejercicio. Por otro lado, podés comer menos y perder peso cuando estás bajo más estrés.

 Te enojas sin sentido

El estrés puede provocarte mal genio. Cuando estás bajo presión, podés encontrarte discutiendo con quien se te cruza, y a veces por cosas que no tienen nada que ver con tu situación estresante.

 Te deprimís

A veces el estrés puede ser demasiado como para enfrentarlo. El estrés crónico puede ser un factor en el desarrollo de la depresión o trastornos de ansiedad.

 Sentís negatividad

Cuando no manejas bien el estrés, podés esperar mentalmente lo peor o magnificar los aspectos negativos de cualquier situación complicada.

Te dejo algunos consejos claves para combatir el estrés. ¡Presta atención!

 Sácale peso a tus días

Reducí tus obligaciones tanto como sea posible. Si bien puede parecer más fácil decirlo que hacerlo, mira de cerca tu horario diario, semanal y mensual y encuentra reuniones, actividades, cenas o tareas que puedas recortar o delegar en otra persona.

Rodeate de un círculo social sano

Busca o renueva conexiones con otras personas. Rodearte de familiares, amigos, compañeros de trabajo o clérigos y líderes espirituales de apoyo puede tener un efecto positivo en tu bienestar mental y en tu capacidad para enfrentar el estrés. 

Empezá un hobby

Cuando te involucras en algo agradable, podés calmar tu mente inquieta. Trata de leer, hacer jardinería, manualidades, electrónica, pesca, carpintería, música, cosas con las que no puedes competir o estresarte.

Relájate

La actividad física, la meditación, el yoga, los masajes, la respiración profunda y otras técnicas de relajación pueden ayudarte a controlar el estrés. No importa qué técnica de relajación elijas. Lo que importa es reenfocar tu atención a algo que te calme y aumente la conciencia de tu cuerpo.

 Dormí lo suficiente

La falta de sueño afecta tu sistema inmunológico, tu criterio, y te hace más propenso a recuperarse de problemas menores. La mayoría de las personas necesitan de 7 a 9 horas de sueño al día.

Busca ayuda profesional

Si tus esfuerzos de manejo del estrés no son lo suficientemente útiles, consulta a tu médico. El estrés crónico e incontrolado puede llevar a una variedad de problemas de salud potencialmente graves, como depresión y dolor.

contratá tu seguro de salud desde $659

Like
17

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *